que es una asesoria fiscal

Qué es una asesoría fiscal

Tanto si es usted un emprendedor, como si se acaba de iniciar en este mundo o es un empresario con una trayectoria larga, hay un concepto con el que debe estar familiarizado: la asesoría fiscal. Y, aunque para muchas personas es un término muy conocido, los nuevos empresarios suelen tener numerosas dudas sobre cómo elegir la asesoría que se haga cargo de su fiscalidad. En este post le contamos qué es una asesoría fiscal y qué hace un asesor fiscal para que pueda valorar la mejor opción para su negocio.

Introducción a las asesorías fiscales

Las asesorías fiscales y contables (enlace a la home) son, para numerosos empresarios y autónomos, un salvavidas en materia de contabilidad y fiscalidad. Las empresas españolas, independientemente de su tamaño o número de trabajadores, tienen una serie de obligaciones fiscales ante las que deben responder. Y, precisamente, no son pocas.

Sin embargo, la complejidad burocrática que hay en nuestro país en lo que respecta a las obligaciones con la Agencia Tributaria hace que un alto porcentaje de personas que regentan un negocio no tengan los conocimientos adecuados sobre ellas. Para subsanar esta carencia, recurren a las asesorías fiscales, que son empresas especializadas que orientan a empresas y autónomos sobre las responsabilidades tributarias que tienen.

La responsabilidad del asesor fiscal, por tanto, no solo es ayudar a las empresas a saber qué impuestos deben presentar. También es una figura que se encarga de informarle sobre las exenciones y tipos de desgravaciones que pueden alegar, así como de los posibles incumplimientos legales en los que estén incurriendo.

En definitiva, las asesorías fiscales velan por los mejores intereses económicos de sus clientes, al tiempo que se aseguran de que los autónomos y las empresas están al corriente de sus obligaciones en materia de fiscalidad.





    Funciones y responsabilidades de un asesor fiscal

    Una de las dudas que asaltan habitualmente a los autónomos y empresarios que se plantean la contratación de una asesoría es qué hace un asesor fiscal. A continuación, analizamos todas las funciones que lleva a cabo este perfil, así como las principales responsabilidades de un asesor fiscal:

    Asesoramiento en planificación y estrategias fiscales

    Como su propio nombre indica etimológicamente, una de las funciones del asesor fiscal es proporcionar asesoramiento acerca de las mejores alternativas de gestión y planificación fiscal de sus clientes. Para ello, tiene en cuenta factores como la antigüedad de la empresa, el tipo de servicios que ofrece, el número de empleados o la clase de actividad en la que está enmarcada.

    que es un asesor fiscal

    Preparación y presentación de declaraciones de impuestos

    Una de las razones que con más frecuencia lleva a los autónomos a contratar los servicios de una asesoría fiscal es el control y la presentación de las declaraciones de impuestos que forman parte de sus obligaciones. Así, el asesor fiscal se encarga de preparar y presentar todas las declaraciones de impuestos pertinentes, tanto mensuales como trimestrales y anuales.

    Análisis y optimización de la carga impositiva

    Es habitual que las personas que ejercen una actividad profesional propia desconozcan todas las ventajas fiscales y las desgravaciones de las que se pueden beneficiar. Por ejemplo, la descarga impositiva por compra de material, por dietas y gasolina o similares.

    El asesor fiscal es el encargado de optimizar la carga impositiva; es decir, analizar todas las deducciones fiscales que pueden reducir la base imponible total y, por tanto, el volumen de impuestos que deben pagar, puesto que va en proporción con la base imponible. Cuanto menor sea esta, menos impuestos deberán abonar.

    Asistencia en casos de auditoría y controversias fiscales

    Según la Ley de Sociedades de Capital, las empresas cuya cifra de negocio supere los 8 millones de euros, que tengan un total de activos por valor de más de 4 millones, o con más de 50 trabajadores, están obligadas a presentar auditorías anuales.

    Sin embargo, cada vez es más habitual que las empresas que no tienen esta obligación también lo hagan. El objetivo es garantizar una total transparencia de cara a captar nuevas inversiones o como mero ejercicio de información tributaria.

    Los asesores fiscales ayudan a las empresas a realizar dichas auditorías, y, también, a aclarar cualquier posible controversia fiscal que se haya podido producir tras la presentación de alguna de las declaraciones obligatorias.

    que hace un asesor fiscal

    Beneficios de contar con una asesoría fiscal

    Ahora que ya sabe cuáles son las funciones principales que ejercen los asesores fiscales, le resultará más fácil atisbar sus ventajas. A continuación, enumeramos, brevemente, los beneficios más importantes de contar con los servicios de una asesoría fiscal:

    • Asesoramiento permanente en materia de contabilidad y fiscalidad.
    • Aprovechamiento de todas las posibilidades de deducciones y desgravaciones fiscales.
    • Planificación y previsión de las fechas de presentación de impuestos.
    • Identificación de posibles riesgos fiscales y gestión de los mismos.
    • Menor riesgo de sanciones económicas derivadas del desconocimiento en materia fiscal.
    • Ahorro de tiempo que le permitirá centrarse en los aspectos estratégicos de su negocio.
    • Reducción de costes, en la medida en que el servicio externalizado no contabiliza como parte de la plantilla de la empresa.

    Cómo elegir la asesoría fiscal correcta para sus necesidades

    La elección de asesoría fiscal tiene una gran relevancia para su negocio, teniendo en cuenta todas las funciones que cubre y la importancia de las mismas. Por ello, es imprescindible saber en qué aspectos es más conveniente fijarse para elegir la asesoría fiscal que mejor satisfaga las necesidades de su negocio. Estos son algunos de los aspectos en los que puede centrar su atención para tomar una decisión:

    Experiencia y expertise en asesoría fiscal

    Como se suele decir, la experiencia es un grado. Contar con los servicios de una asesoría fiscal que tenga una trayectoria más amplia y una dilatada experiencia en la gestión fiscal y contable supone una mayor garantía de confianza. No solo porque goza de los conocimientos imprescindibles, sino porque tiene más experiencia lidiando con la Administración Pública y, en concreto, con la Agencia Tributaria.

    Personalización y atención al cliente

    Las personas que solicitan los servicios de asesoría fiscal lo hacen con la necesidad de confiar plenamente en estos profesionales, por puro desconocimiento en materia fiscal. Este desconocimiento se traduce, inicialmente, en una cierta desconfianza que de forma natural actúa como mecanismo de defensa para evitar sufrir engaños.

    Por ello, es fundamental que los asesores fiscales entiendan a sus clientes y les ofrezcan una atención personalizada que rebaje esta desconfianza. Si los empresarios ven que pueden recurrir a su asesor fiscal para resolver sus dudas y que este les dedica atención plena, se establece una relación de confianza y un vínculo muy importante para ambas partes.

    Reputación y credibilidad

    Otro criterio de decisión que tiene un gran peso para muchas personas es la buena reputación que tenga una asesoría fiscal. Cuanta mejor reputación tenga, más credibilidad suscita entre los usuarios que todavía no han recurrido a sus servicios. De hecho, la digitalización de las relaciones ha tenido un efecto importante en este sentido, y es que el tradicional boca a boca se ha trasladado al entorno digital, donde es muy fácil ver qué opiniones tienen otros usuarios acerca de un servicio determinado, incluyendo las asesorías fiscales.

    En definitiva, una asesoría fiscal es un servicio que es conveniente externalizar, especialmente en el caso de autónomos y dueños de pequeñas empresas que quieren asegurarse de que cumplen adecuadamente con sus obligaciones fiscales. El desconocimiento de una ley no exime de su cumplimiento, y la dedicación que requiere el control fiscal de un negocio puede estar fuera de sus competencias. Contar con la asesoría fiscal adecuada es la mejor forma de evitar incurrir en fraudes, incumplimientos o cualquier otra acción que suponga un perjuicio a su relación con la Agencia Tributaria.

    CATEGORÍAS





      RECIENTES
      Abrir chat
      ¿Le podemos ayudar?
      Hola👋

      Le ofrecemos una consultoría de 30 minutos GRATIS con un especialista. Déjenos su mail o teléfono y le enviamos pdfs con información exclusiva