exencion impuesto transmisiones patrimoniales

Exenciones al impuesto transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

El pago de impuestos es una de las mayores preocupaciones de muchas personas y empresas. Por eso, las exenciones suscitan siempre gran interés ya a todas les interesa optimizar su factura fiscal. En este artículo vamos a repasar las principales exenciones al impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Comenzaremos por ver en qué consiste este tributo, para a continuación analizar las condiciones de exención del impuesto de transmisiones patrimoniales, la liquidación y autoliquidación, así como el coste. ¡Empezamos!

¿Qué es el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados?

El impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados es un tributo indirecto que grava diferentes hechos imponibles. Podemos agruparlos en tres categorías diferentes:

  • Transmisiones patrimoniales onerosas. Se refiere al intercambio de un bien por dinero que afecta directamente al patrimonio de un contribuyente (una persona física o jurídica).  
  • Operaciones societarias. En este caso se gravan determinadas transacciones que se realizan en el ámbito de las empresas, como la constitución, el aumento o disminución de capital, las fusiones, liquidaciones o la disolución de la sociedad, entre otras.
  • Actos jurídicos documentados. En este caso encontramos tres tipos de documentos:
    • Documentos notariales
    • Documentos mercantiles
    • Documentos administrativos

El impuesto de transmisiones patrimoniales está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre, y es de carácter autonómico. Así, la cuantía a pagar varía en función del valor del bien o derecho transmitido y también de la comunidad autónoma en la que se realiza la operación, por lo que su regulación y exenciones arrojan cierta complejidad.





    Exenciones del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

    Una vez que tenemos claro qué es, nos interesa saber quién está exento del impuesto de transmisiones patrimoniales. Al igual que hay diferencias en el tipo impositivo entre una comunidad y otra, también puede haberlas en las exenciones. De hecho, el impuesto de transmisiones patrimoniales y de actos jurídicos documentados es uno de los que mayores exenciones tiene.

    Categorías de exenciones del ITP y AJD

    Existen dos categorías de exenciones del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados:

    • Exenciones objetivas: el impuesto no se aplica debido a la naturaleza de la transacción o las circunstancias de las partes involucradas, es decir, están relacionadas con el acto o contrato. Entre ellas, se encuentran las transmisiones de vivienda habitual o entre cónyuges.
    • Exenciones subjetivas: tienen que ver con las circunstancias personales del contribuyente. Un ejemplo de este tipo de exenciones son las aplicadas a personas con dispacidad.
    quién está exento del impuesto de transmisiones patrimoniales

    Quiénes están exentos del impuesto de transmisiones patrimoniales

    Como hemos comentado, el impuesto de transmisiones patrimoniales es uno de los que más exenciones tiene. Existe una amplia normativa tanto a nivel nacional como autonómico, por lo que es imprescindible conocerla bien para aprovecharse de todas las posibilidades. Resumimos las principales operaciones que están exentas:

    • Las aportaciones de bienes y derechos verificados por los cónyuges a la sociedad conyugal y las adjudicaciones como resultado de su disolución. En este punto, es necesario aclarar que según doctrina del Tribunal Supremo, esto no es aplicable a los regímenes de separación de bienes.
    • La suscripción de contratos de arrendamiento de vivienda para uso habitual.
    • Los depósitos en efectos y los préstamos, cualquier que sea la forma en que se instrumenten, incluso los representados por pagarés, bonos, obligaciones y títulos análogos.
    • Las transmisiones de bienes o derechos efectuadas en pago de indemnizaciones en beneficio de hijos o personas incapacitadas sujetas a tutela o guardia y custodia de mujeres fallecidas como consecuencia de violencia contra la mujer.
    • Las transmisiones de vehículos usados cuando el comprador sea un empresario que se dedica a la compraventa de este tipo de bienes, y siempre que vaya a ser revendido posteriormente.
    • Las operaciones societarias relativas a la constitución de sociedades, el aumento de capital, las aportaciones que realicen los socios que no supongan un incremento de capital y el traslado a España de la sede o domicilio social de una sociedad cuando anteriormente estuvieran situados en un estado de la Unión Europea.
    • Las transmisiones de terrenos y la cesión del derecho de superficie para la construcción de viviendas de protección oficial.
    • Las aportaciones a los patrimonios protegidos de las personas con discapacidad.

    En el caso de las personas jurídicas es recomendable contar con asesoría profesional para determinar de qué exenciones pueden beneficiarse. Hay que tener en cuenta que algunas estructuras societarias conllevan otras exenciones, como, por ejemplo, en el caso del holding familiar, que puede estar exento del pago del impuesto al patrimonio.

    Exenciones en actos jurídicos documentados

    Las principales exenciones en el pago del impuesto de actos jurídicos documentados son las siguientes:

    • Las primeras copias de escrituras notariales de cancelación de hipoteca de cualquier tipo.
    • Las escrituras que contengan quitas o minoraciones de las cuantías de préstamos, créditos u otras obligaciones del deudor.
    • La cuota gradual de documentos notariales de las escrituras de formalización de las novaciones contractuales de préstamos y créditos hipotecarios al amparo del Real Decreto-Ley 6/2012
    • Las escrituras públicas otorgadas para formalizar actos y contratos relacionados con viviendas de protección oficial.
    exenciones impuesto transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

    Autoliquidación y liquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales

    Todos tenemos que cumplir con nuestras obligaciones tributarias y el impuesto de transmisiones patrimoniales es una más. En caso de que tengamos que afrontar el pago de este tributo podemos realizar la autoliquidación, calculando y presentando nosotros mismos la cantidad a pagar, o bien podemos dejar que sea la administración tributaria la que determine dicha cantidad en la liquidación.

    Autoliquidación y presentación del modelo 600

    Si optamos por calcular el impuesto nosotros mismos deberemos presentar la autoliquidación con el modelo 600, que es el de carácter general, aunque existen otros, como el 620 que se utiliza para la declaración de transmisión de vehículos y el 651 en el caso de las donaciones.

    El modelo 600 debe presentarse antes las autoridades fiscales correspondientes, junto con la documentación necesaria, en el plazo máximo de 30 días hábiles desde el momento en el que se formaliza el contrato objeto de tributación.

    Liquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

    No es lo habitual, pero en ocasiones puede ser la autoridad tributaria la que realice la liquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales. Se suele tratar de operaciones complejas o de alto valor económico, en las que la administración realiza una liquidación provisional que luego es notificada al contribuyente. En estos casos, es recomendable contar con la ayuda experta de una asesoría fiscal y contable para conocer la legislación aplicable y las opciones existentes.

    A las personas con patrimonio elevado les pueden interesar otras opciones que les ayuden a reducir la carga fiscal, como puede ser la apertura de una cuenta bancaria offshore.

    liquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales

    Coste del impuesto de transmisiones patrimoniales

    En España es el Estado el que establece el marco general del impuesto de transmisiones patrimoniales, pero la competencia la tienen las comunidades autónomas, lo que lleva a que existan notables diferencias entre unas y otras.

    Cálculo y tasas del impuesto de transmisiones patrimoniales

    Para calcular cuánto cuesta el impuesto de transmisiones patrimoniales debemos tener en cuenta diferentes variables. En primer lugar, hay que señalar que el importe del tributo se calcula en función del valor de transmisión del bien y dependerá del tipo impositivo aplicable en cada caso.

    Por ejemplo, en el caso de los bienes muebles, el Estado establece que la tasa impositiva mínimo es de un 6% sobre el valor de la propiedad. A partir de ahí, las comunidades autónomas pueden aplicar incrementos. El tipo aplicable puede variar también en función de la base liquidable, así que es necesario sacar la calculadora.

    Factores que influyen en el coste del impuesto

    Como hemos visto, cada comunidad autónoma establece sus propias tasas, por lo que el factor que más influye en el coste del impuesto de transmisiones patrimoniales es el lugar donde se haya realizado la operación y, por tanto, donde se vaya a liquidar el ITP.

    Por ejemplo, las comunidades con un tipo general más bajo para la transmisión de un inmueble son Andalucía, Canarias, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja. Y las que tienen una tasa más alta son Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Valencia, Extremadura o Galicia.

    En definitiva, antes de realizar una operación que esté gravada por el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos es recomendable buscar asesoría fiscal para conocer a cuánto puede ascender el coste, si estamos exentos del pago y cuál es la tasa impositiva de la comunidad autónoma correspondiente, ya que pueden existir diferencias importantes.

    CATEGORÍAS





      RECIENTES
      Abrir chat
      ¿Le podemos ayudar?
      Hola👋

      Le ofrecemos una consultoría de 30 minutos GRATIS con un especialista. Déjenos su mail o teléfono y le enviamos pdfs con información exclusiva